Advertencia de contenido

La psicología social estudia los procesos psicológicos y sociales observables, que nos ayudan a comprender el comportamiento de las personas cuando forman parte de grupos o sociedades. La psicología social también estudia las actitudes personales y la influencia del pensamiento social.

Otro elemento que tiene en cuenta la psicología social es el contexto histórico en el que se producen los acontecimientos psicológicos, ya que el comportamiento siempre tiene lugar sobre una serie de precedentes materiales y simbólicos que influyen en lo que hacemos.

¿Cómo te comportas cuando estás solo? ¿Cambia tu comportamiento cuando estás delante de otras personas? ¿Te comportas de la misma manera o cambias según la situación social que te acompaña en todo momento?

El psicólogo Bertrand Regader dice que normalmente el comportamiento cambia dependiendo de quién sea su empresa. No es lo mismo estar con los amigos, el jefe o los padres.

Aunque la psicología social estudia más allá del comportamiento con otras personas, ¿cómo podemos actuar solos en una habitación? Nuestros pensamientos y comportamiento están influenciados por otras personas.

Podemos volver a casa enfadados con un familiar o amigo, estar relajados o sentir estrés al hacer un examen. La psicología social influye directamente en nuestros pensamientos y comportamientos diarios. Tenemos una conexión constante con el mundo y con otras personas, que pueden influir más o menos en nuestro estado emocional o incluso en nuestro comportamiento.

También podemos hablar de la psicología social de la comunidad, que trata de describir cómo las comunidades o colectivos logran mejoras a través de acciones para fortalecer el grupo. Esta rama de la psicología está relacionada con la psicología de grupo, analizando el comportamiento social, las características de la psicología social comunitaria se basan en el análisis de la toma de decisiones y el progreso dentro de una estructura social.